“Homenaje a personas que han dejado huella”

11 agosto 2014

Promoviendo una cultura de paz” evento celebrado en el Jardín Etnobotánico Francisco Peláez R. y en la BUAP a personas que han dejado huella.

Palabras de bienvenida: Dra. Eloina Peláez Valdez

Organización: Dra. Louisa Greathouse

Es un gran placer darles la bienvenida al Jardín Etnobotánico, a todas y a todos, a nuestros invitados especiales de hoy: JoAnn y Arthur Chaffee, Fernando Macedo, Isabel Muñoz de Zozoaga, Francisco Peláez Roldán y Socorro Velasco Coello; queremos dar la bienvenida también a Francisco Vélez Pliego, Director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la BUAP, a Dejando Huella, a todas las personas que nos acompañan hoy.

El árbol que se va a plantar no es cualquier árbol, sino un árbol especial. Es un roble o encino, su nombre científico es Quercus germana. Es un árbol nativo de México que está en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ( IUCN), esta especie se encuentra en la categoría en la categoría de amenazado vulnerable debido a la pérdida de su hábitat. Este árbol fue donado por la directora del Herbario y Jardín Botánico de la BUAP, la Dra. Maricela Rodríguez Acosta y por Allen Coombes el curador. El árbol está chiquito ahora pero puede llegar a una altura de 25 metros.

Sembrar un árbol es siempre un evento importante, sobre todo en el contexto de urbanización desordenada, como la que estamos viviendo aquí en Cholula y Puebla – es un recuerdo de que la zona de Puebla-Cholula fue cubierta por un bosque de pinos y encinos.Sembrar un árbol amenazado es aún más importante, porque expresa la lucha por conservar a la naturaleza ante la destrucción. Pero cuando escogimos un encino o roble queríamos decir algo más. Por su belleza, por la majestuosidad de su porte, por su longevidad y la calidad de su madera, el roble o encino es símbolo de la fortaleza, de la confiabilidad, de la durabilidad, de la abundancia. En latín roble y fuerza se expresan con la misma palabra: robur y simboliza tanto la fortaleza física como la moral.

Esto es lo que queremos expresar con la siembra de este árbol: una celebración a la fortaleza moral de los reconocidos de hoy, una celebración a la majestuosidad de su porte como personas, a su abundancia generosa. Una celebración y un agradecimiento muy profundo.

Gracias.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: